Un piso que resista para almacenes y talleres

En almacenes y talleres el piso sufre más que en cualquier otro lado. Tiene que resistir derrames de productos y agua, el tránsito de montacargas y el peso de los materiales almacenados y además tiene que ser fácil de mantener. ¿Busca algo así?

En almacenes y talleres se suele usar piso de hormigón, que tiene sus ventajas y puede ser suficiente para un taller chico en casa y si no necesita nada especial. Pero para almacenes grandes, las empresas deberían tener en cuenta otras alternativas. Un piso de PVC para el taller o el almacén puede ofrecer más ventajas que las esperadas.

¿Busca un piso resistente?

Una vida útil larga suele ser el criterio más importante para los clientes y si busca algo así, el piso de PVC Fortelock Industry podría satisfacer sus necesidades ya que está hecho para uso industrial. Es una excelente solución para almacenes en donde se guardan productos pesados gracias a su resistencia a cargas altas y al tránsito de montacargas (no tiene problemas con vehículos de cuatro ruedas con neumáticos de caucho de hasta 1500 kg). Es ideal para almacenes, hangares, fábricas o un taller pequeño. Tiene también excelente resistencia química, así que no tendrá que preocuparse si derrama algo. Su amplia gama de colores permite crear patrones prácticos para poder delimitar claramente zonas diferentes y mejorar la seguridad en el trabajo.

Un piso de PVC se coloca mucho más fácil

Al pensar en el tipo de piso para el taller, debería empezar desde su instalación, la cual con el hormigón es un poco más complicada. Uno de los procedimientos habituales es primero preparar una base. Si va a renovar el piso del taller o el almacén, deberá procurar que la superficie sea limpia y uniforme. Antes de empezar desde el principio, habrá que preparar una cama de grava, que se endereza con tubos de metal o tablas de madera y luego se mezcla el hormigón, que se vierte en el piso y se alisa con, por ejemplo, una aplanadora de aluminio. Al final, se le aplica una resina acrílica para reducir la absorción de agua. Todo esto no solo requiere de tiempo sino también de bastante equipamiento.

Con la pavimentación de PVC casi todo es más fácil. El primer paso es igual: la superficie debe ser lisa y plana, lo cual se puede lograr con un material autonivelante. Haga líneas en el piso con una tiza, prepare una sierra y un martillo de goma, y manos a la obra. Primero hay que colocar todas las baldosas, que encajan muy bien gracias a su sistema de enclavamientos. Luego hay que cortar las de los bordes. En almacenes y talleres donde circulan montacargas o que suelen tener mucha humedad, se aconseja fijar las baldosas con pegamento.

Lo que el piso de hormigón no puede hacer

Para un piso industrial, el hormigón es sin duda alguna genial y cumple con su propósito. Pero si lo que busca es un cambio, Fortelock Industry es una buena elección.

Fácil de limpiar: En un taller chico, basta con un trapo o estropajo y un limpiador de pisos común. En almacenes grandes se pueden usar máquinas limpiadoras con cepillos para PVC.

Colores diferentes: En fábricas o naves grandes las diferentes zonas suelen tener colores distintos. Esto se logra fácilmente con la pavimentación de PVC Fortelock, que está disponible en varios colores.

Superficie antideslizante: Las baldosas Fortelock tienen superficie antideslizante, lo cual es bueno, no solo para los peatones. Es una característica útil, en especial en almacenes en donde circulan equipos de manipulación. Hasta un portapaletas puede derrapar en un piso mojado.

Reparable: Un piso de hormigón no puede ser reparado por partes, uno de PVC, sí. Se puede cambiar incluso una sola baldosa.

¿Piso clásico de hormigón o moderna pavimentación de PVC?

Los pisos de hormigón tienen su lugar en almacenes y talleres y pueden ser más resistentes si se usan batidos secos de cemento para reforzar la capa superior, pero se quedan atrás en todo lo demás. Si busca una solución más moderna con valor añadido, vale la pena tener en cuenta a Fortelock Industry.

En este momento no hay ningún comentario. Vaya más abajo y envíe alguno.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *