¿Está buscando un piso para el garaje?

No está solo. El arreglo del piso debería resolverse antes de la llegada del barroso otoño, seguido de la nieve y la sal, y no es de extrañarse entonces que los foros de internet estén llenos de preguntas. La gente se pregunta qué tipo de piso es el más adecuado, de mejor precio y rápido de hacer. Pero es difícil dar una respuesta simple.

Las posibilidades son muchas y entre ellas están los barnices, la pavimentación de cerámica y las baldosas de PVC. Cada una tiene sus ventajas y desventajas, y también sus partidarios. Sin embargo, solo algunas satisfacen las necesidades verdaderas de un garaje o taller, espacios que deben estar listos para cargas pesadas, agua y químicos. No obstante, la facilidad de mantenimiento es un factor importante.

El barniz es la alternativa más barata

Los que quieren ahorrar suelen elegir un barniz de epoxi barato, que lamentablemente implica bastante trabajo. El piso de hormigón primero se tiene que enderezar, aspirar y desengrasar. Le sigue el impregnado con pintura diluida y la capa superior. En la actualidad se produce una amplia gama de colores y, con componentes decorativos, se puede lograr una imitación de granito. Los barnices son atractivos, pero tienen un par de desventajas.

Si no se aplica una capa suficientemente gruesa, se agrietan bajo el peso de los vehículos y, si no se seca lo suficiente o por las ruedas calientes, la pintura se puede agrietar. Otra desventaja es que son resbalosos, lo cual verá especialmente en invierno. Otro problema son los químicos que gotean de motores y la sal en invierno, que tiñen el barniz.

El mantenimiento es bastante fácil; basta con barrer o limpiar el piso. El problema ocurre cuando algo se arruina y se agrieta o desconcha. En tal caso, se debe hacer todo el piso de nuevo.

La pavimentación es más fiable

Otra alternativa, aunque mucho más cara, es una buena pavimentación cerámica para grandes cargas. Si puede encontrar un tipo verdaderamente bueno, las desventajas serán mínimas. Si bien es cara y complicada de colocar, la pavimentación es resistente al agua superficial y a los químicos y es de fácil mantenimiento. Barriéndola y limpiándola ocasionalmente dura varias décadas, si ha sido bien colocada.

Sin embargo, incluso con una pavimentación bien colocada puede ocurrir lo peor. Casi todos los pisos aguantan las condiciones estivales, es en invierno donde aparecen los problemas. En una pavimentación se trata principalmente de filtraciones de agua por debajo de ella que causan mal olor o putrefacción en la superficie.

Otro problema de las baldosas de cerámica es su fragilidad. A menudo basta con que se caiga una herramienta pesada para tener una baldosa agrietada. Y ni hablemos de los resbalones. Si elige baldosas con superficie brillante (glaseadas), puede apostar a los resbalones en inverno.

La pavimentación de PVC mejora las propiedades de las baldosas de cerámica

A fin de mejorar las propiedades de las baldosas de cerámica, se empezaron a fabricar las de PVC, que son adecuadas, en especial en garajes, talleres o instalaciones indutriales. En la República Checa se fabrica la pavimentación de PVC Fortelock. Prácticamente lo único que tiene en común con la de cerámica es que también se coloca como baldosas que se encajan. Sin embargo, no hace falta rellenar las junturas, basta con golpear las baldosas con un martillo de goma. La superficie debe ser emparejada y barrida, y luego es pan comido. Cubrir un garaje medianamente grande tarda más o menos una hora.

 

Los enclavamientos son lo suficientemente estrechos para evitar que penetre agua. Pero si eso ocurre, se evapora con facilidad porque las baldosas “respiran”. Son resistentes a químicos y ácidos y, a diferencia de las de cerámica, no son resbalosas (tienen un patrón antideslizante) ni se agrietan. Y si alguna se daña, puede ser reemplazada.

Al igual que una pavimentación común, también basta una escoba y en ocasiones un estropajo. La única desventaja es que no se aconseja el uso de pavimentación de PVC en exteriores. Las condiciones allí no le caen bien, su color cambiaría, al igual que su volumen.

Entonces, ¿qué tipo de piso es el mejor para el garaje?

Depende de cada persona. El que prefiere un menor precio, va a elegir el barniz. Algunos no pueden abandonar la pavimentación clásica, mientras que otros no le tienen miedo a las innovaciones y eligen la pavimentación de PVC. Ya hablamos de las ventajas y desventajas, ahora, solo depende de Ud. si elige una solución barata o una a más largo plazo y fiable.

En este momento no hay ningún comentario. Vaya más abajo y envíe alguno.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *