El PVC sirve también como pavimentación industrial

Ya sea se trate de almacenes industriales o de un taller mecánico, el piso juega un papel importante en naves de gran tamaño. Tiene que ser fácil de limpiar, resistente a cargas altas y de larga duración. A diferencia de otras alternativas, la pavimentación de PVC cumple con todo ello.

Cualquiera que planee reparar un piso industrial debería tener primero en cuenta qué alternativa es la más adecuada. No se trata solo del precio, hay otros factores mucho más importantes en juego. Hay varias maneras de renovar un piso de hormigón, entre las más comunes está la pavimentación de PVC o la aplicación de epoxi.

Tiene que resistir las cargas y los químicos

En instalaciones industriales transitan montacargas, se encuentran máquinas pesadas y a menudo se almacena material. En el caso de una pavimentación de PVC se deberá entonces buscar una variante para cargas altas que aguante el tránsito pesado por más de diez años. La mayoría de las empresas las produce, incluyendo Fortelock, que ofrece una pavimentación para cargas enormes, Fortelock Industry. Mantiene el color por largo tiempo. Una de las propiedades de la estructura polimérica es su resistencia a la mayoría de los aceites y ácidos. Para limpiarla, basta de tanto en tanto agua, detergente y estropajo.

En lo que respecta a la resistencia, el piso con epoxi, popular en muchas instalaciones, tiene propiedades completamente diferentes. En comparación con otros tipos, es barato y hasta se le puede pintar el logo de la empresa. Sin embargo, no es adecuado para instalaciones en donde transitan montacargas o autos. El problema con los montacargas son las ruedas angostas, y con los autos, el peso elevado y las ruedas calientes que lo desconchan, y los químicos que lo tiñen. Y sin un tratamiento antideslizante, la superficie resbalosa será también un problema. Esto no sucederá con las baldosas de PVC, que siempre tienen una superficie áspera.

La instalación debería ser fácil, así como su reparación.

Cuanto más grande sea la nave, más costará cubrirla, no solo en lo que respecta al material, sino también a la mano de obra. El tiempo necesario para colocar el piso juega también un papel en el tiempo que será necesario interrumpir el trabajo. Los pisos con epoxi por lo general requieren de tres capas: resina de impregnado, capa autonivelante y luego la resina epoxi. La primera necesita 24 horas para secarse, al igual que la capa final. Y si ocurriese que en alguna parte de la nave el barniz se agrietase, será necesario reparar el piso entero.

Almacenamiento de la pavimentación Fortelock

En comparación, la instalación de la pavimentación de PVC es mucho más simple. Antes de ser colocadas, las baldosas deben ser dejadas en el lugar por 24 horas para que compensen la temperatura y ya no trabajen. Para una superficie irregular se debe emplear un material autonivelante, rellenar agujeros y grietas, y en espacios húmedos se aconseja aplicar un barniz de cemento. La nivelación toma apenas un par de horas. Luego, es el turno de la pavimentación, que solamente se coloca, sin pegarse. El proceso es muy rápido. No hay nada que secar, así que no hace falta esperar. Y si alguna baldosa se daña, no es ningún problema reemplazarla.

 

La pavimentación flotante de PVC es cada vez más empleada en instalaciones industriales. Las ventajas son claras, y hay prácticamente una sola desventaja, el mayor precio. Cada uno deberá decidir si la inversión vale la pena.

En este momento no hay ningún comentario. Vaya más abajo y envíe alguno.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *