Cómo renovar un piso de hormigón viejo

Los pisos de hormigón son habituales en garajes, salas de calderas o naves pequeñas. Se usan por mucho tiempo, pero luego de unos años, hay que renovarlos. Con el tiempo, se desmenuzan y agrietan en algunos lugares. Pueden demolerse y construirse de nuevo o ser reforzados. ¿Qué es mejor, la pavimentación de PVC, el barniz en el hormigón o la pavimentación clásica?

La aplicación de un barniz no es tan fácil como parece

La alternativa más barata y aparentemente más simple es el barniz en el hormigón. Su realización es, sin embargo, bastante complicada. El piso debe ser primero limpiado y enderezado, y hasta se aconseja pulir la superficie con un cepillo especial. El barniz debe ser aplicado en varias capas, y la superior tiene que ser la más gruesa por las cargas.

Ventajas:

  • solución barata,
  • apariencia uniforme del piso.

Desventajas:

  • un barniz suave es resbaloso,
  • es dañado por químicos, neumáticos calientes y sal, en invierno.

Lo peor en un piso de hormigón es demoler el viejo.

Otra posibilidad es volver a apostar al hormigón. No se aconseja colocar una nueva capa sobre la agrietada ya que podría no aguantar, en especial si deberá soportar cargas altas (por ej. en el garaje). Poner un piso nuevo es fácil, pero la demolición es demasiado trabajo adicional.

Ventajas:

  • colocación muy rápida.
  • no daña objetos pesados y armarios que ya están allí

Desventajas:

  • esperar a que fragüe
  • sin aislación, genera frío
  • si no demuele al piso viejo por cuenta propia, el precio aumenta.

En este momento no hay ningún comentario. Vaya más abajo y envíe alguno.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *